Me llamo Driss, soy de Marruecos, tengo 25 años y actualmente estoy estudiando Producción de Proyectos Audiovisuales, Espectáculos y Eventos en Marbella. Me apasiona la música, un día puede  completarse escuchando la música adecuada en el momento adecuado. He vivido toda mi vida en Marruecos. Cuando acabé el bachillerato viví mi primer año en Alemania y luego me trasladé a España donde estoy estudiando actualmente. No es la primera vez que visito el país, llevo viajando a España desde que era muy pequeño, por lo tanto, no me sentí extraño al volver para mudarme aquí. Lo que me motivó principalmente venir a España fueron mis estudios. Me acabé decantando especialmente por España, primero, por mi falta de adaptación a mi propio país de origen; y segundo, porque la vida es relativamente barata con respecto a otros países europeos, así que elegí España como la mejor opción. El contraste más importante que encuentro entre España y Marruecos es la seguridad en las calles, especialmente para las mujeres, aunque al final la población en general se ve afectada. En España puedes salir un poco más tranquilo, y es algo que se agradece. No tenía expectativas previas a venir a España, venía para estudiar y esperaba que la propia experiencia me sorprendiera. Hoy, puedo decir que me he adaptado completamente a España, no es algo que me haya costado ya que en mi familia la cultura española siempre ha estado muy presente. En un futuro no me planteo volver a Marruecos, y tampoco vivir en España, espero vivir en otros países para seguir formándome.  Finalmente, si tengo que resaltar algo que me gusta especialmente de España, es el arte que enriquece este país; especialmente la literatura española.