Hola, mi nombre es Alex, tengo 25 años y soy de Venezuela. Actualmente estoy estudiando Relaciones Laborales y Recursos Humanos en la Universidad Complutense de Madrid. Mi sueño es conseguir hacer algo por lo que se me recuerde, aportar mi granito de arena a mi país y al mundo en general. Actualmente, mis principales objetivos son graduarme y poder encontrar un buen trabajo que me permita seguir viajando. Viví en Caracas hasta los 21 años, luego me mudé un año a Canadá y finalmente me trasladé a España en 2015 para cursar mis estudios. Esta no es mi primera vez en España, vine en 2013 por un mes para hacer algo de turismo, aunque he de confesar que me pasé las últimas dos semanas buscando información sobre las universidades porque encontré una posibilidad de estudiar aquí. Lo que me motivó elegir España fue principalmente el idioma, siendo el español mi lengua materna. También el estudiar en Europa te abre un amplio campo de posibilidades para trabajar ya que existen muchos convenios con las universidades europeas. Mi familia jugó un papel importante también en mi decisión ya que prefería que vinieran a un país donde el idioma no fuera una barrera para su adaptación. Los venezolanos y los españoles tenemos un carácter similar, ambos somos impulsivos y no pensamos las cosas antes de decirlas. La industria de la televisión también es parecida, presentamos los mismos programas con las mismas dinámicas. Antes de venir a España, pensé que la vida aquí sería una constante fiesta y que todo sería más fácil: el encontrar amigos, un trabajo… Pero no fue así al principio. Los tres primeros meses aquí los recuerdo como los más duros de mi vida. No tenía a nadie y me sentía abrumado al estar en un país nuevo. Me fui adaptando en mi segundo año de carrera, cuando entré en el equipo de rugby, que me permitió conocer a más gente. Hoy en día puedo decir que me he adaptado a España, pero esa sensación de querer irme para probar suerte en otros países siempre estará ahí. Si tuviera que recorrerme España en una bici TandEM, lo haría sin duda con mi amigo Ignacio. Nos conocimos en segundo de carrera, y pese a presentar posturas diferentes frente a ciertos temas, son más los lazos que nos unen que los que nos separan. Hablamos de todo, juegos, política… aspectos de la vida en general; ha sido un factor clave para sentirme integrado. De momento, no tengo pensado vivir en España ni tampoco volver a Venezuela; pero sí que quiero vivir en otros países. Entre mis planes están Japón, los países nórdicos o volver a Canadá. Finalmente, si tengo que resaltar lo que más me gusta de España, es su gastronomía, es la mejor comida del mundo con diferencia; esto junto al ambiente de fiesta y la amabilidad de la sociedad española, hacen que me guste especialmente este país.